jueves, 23 de abril de 2009



  • En 1933, con la llegada a las pantallas de Allá en el rancho grande, se utilizan temas acerca de la revolución y se muestran a los charros como personajes alegres, conquistadores, carismáticos; el típico don Juan mexicano, sólo que éste siempre fiel y leal a su pareja. Presentes en todas las fiestas y siempre que se presente la oportunidad, cantan.
  •  A partir de 1937, los cineastas ya se atreven a hacer todo tipo de géneros posibles. Algunos realizadores, como Bustillo de Oro, presentaban filmes históricos que por su larga duración se hacían pesadas para el público. Otras cintas fueron usadas como medio de propaganda política para resaltar el gobierno del actual presidente en turno; Lázaro Cárdenas.  Apoyadas con música de Revueltas, algunas películas intentan tener rasgos indigenistas mientras que otras más se adentran en la sátira política y se introducen en temas religiosos. Llaman la atención las películas recreadas en la época porfirista y revolucionaria, llenas de corridos y ‘héroes mexicanos’.  También inician las cintas que se desarrollan dentro de cabarets y arrabales. Otros directores deciden alegrar un poco a las personas e ingresan al mundo de la comedia, en donde ya se hacían presentes Pardavé y Cantinflas,  y dentro del género ranchero ya se hacía notar el famoso actor de potente voz; Jorge Negrete.                
  • Tuvieron gran aceptación las películas que recreaban acontecimientos históricos nacionales, el las cuales las guerras sangrientas y las canciones eran personajes principales. La independencia nacional se representa en películas como La virgen que forjó una patria, de Julio Bracho, de 1942; además están las cintas El padre Morelos y el Rayo del Sur, las dos de 1943, y del director Miguel Contreras Torres.  En la época de la intervención francesa se incluye el patriotismo en las películas. Miguel Contreras Torres filma Caballería del Imperio en 1942, Álvaro Gálvez y Fuentes dirige en 1943, Mexicanos al grito de Guerra; cintas que provocan sacar el caudillo revolucionario de cada mexicano y ponerlo a luchar contra el mundo para defender a la nación. Miguel Zacarías, por su parte, coloca en 1943 a una de las parejas mas queridas por el cine (Gloria Marín y Jorge Negrete) en una historia de amor en esa época Una carta de amor.
  • Dentro de las películas de recreaciones existen dos grupos principales; los que mostraban las enormes injusticias entre clases y la discriminación, y la que prefería evocar los buenos recuerdos (los pocos que sí los tuvieran), de la época porfiriana. Dentro de esta clase elite estaba Raphael J. Sevilla quien en su filme Porfirio Díaz muestra la vida burguesa llena de fiestas lujosas, música clásica, moda europea y pequeñas sesiones de té. Estas películas no evocaban la miseria de los pobres, sólo recordaban hombres en fracs bailando vals.  En el otro lado de la moneda encontramos los filmes con tintes sociales y revolucionarios, marcados por la visión de Emilio Fernández. Las cintas sobre Revolución son: Flor Silvestre, de 1943;  Las abandonadas en 1944, Enamorada (1946) Rancho de mis Recuerdos (1944) de Contreras Torres; etc. Aunque era un cine rudo, solía mostrar los hermosos paisajes mexicanos.
  • En 1949, aparece  un híbrido entre lo ranchero o intento de western, con películas como Si Adelita se fuera con otro (1948).

 

Y los géneros y  temas mas frecuentes son…

*Uno de los géneros favoritos de México es sin lugar a dudas la comedia ranchera. Este género incluía hombres muy machos con tequila en mano, mariachis y mezcal, jarritos de barro y papel picado, sombreros charros y sarapes en hombres; vestidos y trenzas en mujeres. Fue en este sector en donde comenzó y se popularizó el ídolo de la televisión mexicana; Pedro Infante. Sus películas solían hacer críticas a la iglesia, burlándose del matrimonio a través de enredos amorosos.  Este tipo de películas también muestran un México rural,  alegre, cantor, fiestero y bravío. Se burlan de los «gringos», que no comprenden las virtudes del macho mexicano, que este tipo de películas idealiza.

*La familia es también un tema de suma importancia en México y, por ende, en sus películas. El padre siempre ha sido el abastecedor de bienes y el protector; un ejemplo digno a seguir. La madre está condenada a sufrir por la desobediencia de los hijos y resignada a obedecer al esposo, al cual le es servicial y fiel. Los hijos pueden ser los buenos y obedientes estudiantes o los rebeldes que ponen en vergüenza a la familia. Estas tematicas se incluían en las comedias melodramáticas.

* El ámbito de la comedia tuvo también una recepción muy calurosa por parte de los espectadores mexicanos. A pesar de tener chistes monótonos, las personas adoraban a Cantinflas, Tin Tan, y posteriormente Resortes, Piporro y Clavillazo. Sus temáticas preferidas eran la pobreza, la corrupción, las situaciones incoherentes, la crítica social…  pero todos estos vistos desde un enfoque ligero y gracioso.

*La comedia erótica, no porno cabe aclarar, era muy popular entre las clases medias ya que eran una manera de liberar su deseo reprimido por la moral. Mostraba a la mujer fatal por excelencia;  María Félix. Esta gran actriz solía representar papeles de mujeres hermosas, materialistas y come hombres, aunque también tenía papeles de mujer sumisa.

    La trama es sencilla: madres que por amor a sus hijos y por no tener otros medios más dignos, trabajan como prostitutas, pero eso sí, son muy buenas y dignas. Aunque después nacería una variante que es la  mujer mala, pérfida y fatal, que sólo usa a los hombres para ganar dinero y posición social.

Conclusión

El cine mexicano tuvo un gran éxito en el periodo de la Segunda Guerra Mundial debido a que no tenía competencia alguna. En sí, no es que fueran muy buena películas, sino que, lo que hizo que tuvieran fama fue la cantidad de dinero que se invirtió en el cine, gracias a la ayuda de Estados Unidos, al ver que su producción disminuía debido a la guerra. Durante esta época destacaron grandes personajes y que siguen en nuestras memorias, como Cantinflas, María Félix, Pedro Infante, entre muchos otros, y como directores podemos destacar a Luis Buñuel, que, aunque no fuese mexicano, apoyó mucho al cine nacional con sus películas; también podemos nombrar a el "Indio" Fernández. Una de las razones por las cuales el cine mexicano fue tan exitoso nacionalmente y no internacionalmente, fue debido a que los temas que se trataban, intentaban mostrar el México de entonces y hacer consciencia social acerca de los problemas que invadían a nuestro país. Ésto no gustó mucho en el exterior y es por ello que las películas de temas sociales no fueron muy reconocidas en países de habla hispana que no fueran México. Por otro lado, las películas de comedia, representadas por Pedro Infante, Cantinflas, Tin Tan y otros, si obtuvieron un éxito fuera del país, ya que trataban temas que solían hacer reír y que gustaban mucho. Estas son las películas que más se han quedado en los recuerdos de los países extranjeros.     


Bibliografía

LEYVA, Juan, Política educativa y comunicación social. La radio en México, 1940- 1946, UNAM, México,1992, p.43 

MÉRIDA, Pablo, El cine, Larousse, España, 2004.

LOAEZA Soledad et al, "Gran historia de Mexico; el siglo XX mexicano hasta nuestros dias, Planeta Deagostini, 2da edicion, mexico df, 2002; pp 504.

Fuentes

http://books.google.com/books?id=lB4aPsQb-fwC&pg=PA105&dq=cine+de+oro+mexico&lr=&client=safari&hl=es#PPA113,M1

http://cinemexicano.mty.itesm.mx/pelicula4.html

 

  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores